Cristianos que se hacen lesbianas u homosexuales…Que dice la Palabra de Dios.

La sociedad cada día está aceptando la homosexualidad y el lesbianismo como un estilo de vida normal. Sabemos también que estos comportamientos son reprobados por Dios. Entonces la humanidad está en la disyuntiva de seguir los caminos de Dios o dejarse llevar por las tendencias del mundo.

¿Qué dice la Palabra de Dios ante esta situación que prácticamente se está escapando de las manos de los padres cuando un hijo cristiano le expresa que es lesbiana u homosexual?

Pues Dios es muy claro y preciso en este tema igual que los demás pero con este lo es con mucha precisión para que nadie pueda alegar desconocimiento. Lo primero es saber que si es cristiano no se trata de un desconocedor de la Palabra sino uno que ha sido llamado por Dios, que tiene el sello del Espíritu Santo, y que tiene conocimiento de Jesús y de sus leyes de amor. Lo segundo es saber que el enemigo de nuestras almas lanza sus dardos encendidos más mortales sobre los hijos de Dios no sobre el mundo porque total ya ellos están bajo su dominio y lo tercero es conocer que esos dardos son dirigidos hacia las áreas vulnerables de cada ser humano. Para quienes sean débiles con las mentiras, por ahí los ataca, o débiles con la ira, con la honestidad, con la pornografía, infidelidad, etc.

La experiencia nos dice que a muchos de estos muchachos, el enemigo antes de tratar de estrangularlos con el engaño de la homosexualidad, por lo general, ya como serpiente astuta, les ha mordido y les ha inyectado su veneno haciéndoles vivir una o más experiencias de:

  • Haber sido molestados o incluso haber sido violado
  • Haber vivido alguna experiencia afín con estos casos.
  • Haber sido tocado cuando niños

Pero Dios nos advierte que meternos en ese mundo de la homosexualidad no nos conviene porque es una degeneración y va en contra de nuestra naturaleza. Fisiológicamente los órganos sexuales no se han hecho para ser usados por donde salen los excrementos, eso es asqueroso inclusive, en el área anal no existen ninguna terminación nerviosa sensitiva relacionada con el placer sexual. Lo que si puede suceder es el incremento en la aparición de hemorroides, enfermedades e incontinencia fecal. Igualmente los órganos femeninos están configurados para tener contacto con uno masculino no con otro femenino. El hombre fue diseñado para procrear y los homosexuales no procrean.

Psicológicamente la mujer complementa al hombre en el matrimonio y en la crianza de los hijos y es así como el niño crece mentalmente sano. Con un papa y una mama no con dos papas ni con dos mamas.

En definitiva sea cristiano o no desde el punto de vista biológico, fisiológico y psicológico, la homosexualidad es un comportamiento aberrante y contranatural. Y este es uno de los puntos donde el razonamiento científico confirma lo que dice la Palabra de Dios que la homosexualidad es un comportamiento antinatural (Contra natura).

Analicemos ahora el siguiente punto: En medio de todo este complejo y “para algunos” confuso dilema, ¿Que puede hacer un joven cristiano que sienta atracción por jóvenes de su mismo sexo? Porque sabemos que esto puede suceder.

Bueno, de hecho, está sucediendo. En nuestra consulta vemos un incremento de casos de jóvenes cristianos que expresan sentir este tipo de atracción homosexual y algunos expresan que Dios tiene misericordia de ellos y que estamos viviendo no en la Ley sino en la Gracia. Para estos últimos que no quieren dejar  la inmundicia,  la respuesta bíblica es muy clara: Dios ya tuvo misericordia cuando mando a su hijo Jesús  a pagar por tus pecados porque para el hombre era imposible hacerlo por sí mismo y Dios no quiere que nadie se pierda. Tu trabajo ahora es no querer hacerte sabio en tus propios razonamientos sino sobreponerte a los deseos de la carne y seguir el camino de Jesús para librarte de ese mal.

La situación de estos jóvenes es que ellos están siendo atacados para debilitar la familia cristiana y la iglesia. Y la Palabra de Dios es muy clara y te dice que no te conviene porque es contra la naturaleza y te lleva a la muerte.

No te acostaras con un hombre como quien se acuesta con una mujer (Levítico 18:22).

El libro de Romanos dice: Quienes habiendo entendido el juicio y el cristiano lo entiende muy bien,  quienes no aprobaron tener en cuenta a Dios, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, (Homosexualidad) y continua diciendo pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, (lesbianismo) los que practican tales cosas son dignos de muerte y a la muerte a que aquí se refiere es la muerte espiritual lo que significa alejado de Dios no en el cielo sino en el infierno.

No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones heredarán el reino de Dios. 1 Corintios 6.

Sean cristianos o no, las leyes son iguales para todos.

En Judas 7-8 leemos: Como Sodoma y Gomorra, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno.

Y como sabemos estas ciudades fueron quemadas con fuego del cielo enviado por Dios. Esta ha sido la única ocasión en que Dios ha mandado a quemar ciudades y sus habitantes y la razón fue por el pecado de la homosexualidad. A este nivel Dios repudia la homosexualidad y dejo la historia de Sodoma y Gomorra como ejemplo para aquellos que quieran seguir sus pasos.

Lo hermoso de todo esto es que Dios, a todo quien acepte a su hijo como salvador y guía de su vida,  le provee espíritu no de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio (2 Timoteo 1:7), para que tenga refuerzo espiritual en luchar contra el pecado. Y a todo quien ha caído en la mentira de la homosexualidad, Dios le dice arrepiéntete y aléjate de esa maldad, y vendrán sobre ti tiempos de refrigerio. Cuando decides hacerlo las fuerzas que te hacen falta para alejarte de ese comportamiento, Dios te las provee. Con estas bellas y hermosas palabras de amor, esperanzas y aliento termino trayéndote Proverbios 3:5-8:

Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y el enderezará tus veredas. No seas sabio en tu propia opinión. Teme a jehová y apártate del mal: porque será medicina a tu cuerpo, y refrigerio a tus huesos.

Dios te bendiga

Dr. Nelson.306-394-8676

 

 

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Comments are closed.