Alcanza éxito en tu vida desarrollando tu liderazgo natural…

Muchas personas expresan que se sentirían mejor realizadas como profesionales, en los negocios, como esposos, padres, amigos y hasta como cristianos si tuvieran mejores características de liderazgo, pero no saben que poseen “dormidas” muchas de estas cualidades.

En mi consulta muchas personas me preguntan si realmente es necesario poseer cualidades extraordinarias propias de grandes líderes para tener éxito en la vida? Y mi respuesta es la siguiente:

Bueno, vamos a partir de la realidad de que toda persona necesita desarrollar un liderazgo personal para ser más eficientes en su vida. ¿Se necesita tener liderazgo para ser buena mama o papa? Claro que sí. También para que tu función como esposa o esposo sea eficaz. Necesitas también que tu liderazgo sea efectivo para ser buena estudiante y aún más para ser buena en tu vida laboral o profesional. Necesitas tener un buen liderazgo para                                                         triunfar en la vida.

Ahora, en que consiste tener liderazgo? Pues consiste en ser alguien que puede influir a los demás, que posee actitudes, conductas y habilidades para dirigir y motivar y que alcanzas el respeto de los demás. Lo interesante es que dichas cualidades, si no has nacido con ellas, las puedes adquirir. Siempre nos resulta muy grato cuando estamos en consulta tratando este tema, que las personas se sorprenden cuando les hacemos ver que poseen lo que llamamos “talentos dormidos” que no son más que capacidades y talentos naturales que poseen sin ponerlos en uso. Y estos talentos, con estímulos adecuados pueden ser activados y puestos a trabajar a favor de la propia persona; como quien nunca toco una guitarra o estudio un idioma y al comenzar a hacerlo, descubre que posee cualidades para desarrollarlos. Lo cierto es que el hombre nació para ser líder. Dios creo al hombre para que dirigiera, Claro que sí!

Veámoslo en Génesis 1:28 cuando Dios creo al hombre que dice: Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra. Dios no te da mayor carga que la que puedas llevar y a todo quien el llama, capacita, dice la Palabra y usted estas supuesto, como hijo de Dios, a ser sal de la tierra y luz del mundo, para lo que Dios ha colocado talentos en su vida y le otorga dones para que pueda hacer tu trabajo.

En definitiva usted si puede mejorar sus habilidades de dirigir, motivar e influir a los demás, a sus hijos, a su esposo/a, en su trabajo, en su iglesia, etc. y esto se  hace desarrollando sus capacidades naturales internas e incorporando otras externas.

¿Cómo conseguir estas habilidades?  ¿Que pasos dar para llegar a desarrollarse como persona con un buen liderazgo?

Para alcanzar este propósito, mucho tiene que ver nuestra actitud y vamos ahora a nombrar algunas consideraciones:

1_Usted tiene que elegir y proponerse llegar a ser líder. Así que el primer paso es tener la actitud de querer hacerlo.

2_El mejor liderazgo se hace con el ejemplo. Las personas no van a hacer aquello que usted no está dispuesto a hacer así que deje que su actitud hablé más que sus palabras.

3_Construya su liderazgo en base a honestidad, sinceridad y respeto. Las personas no se relacionan bien con aquellos en quienes no confían. Igualmente usted debe desarrollar una y mostrar confianza y convencimiento en lo que dice y hace.

4_Sea valiente. Los líderes exitosos son valientes, y eso no significa ausencia de miedo, sino que aprenden a reconocer sus temores y a enfrentar la realidad de cada situación y escoger la mejor manera de actuar para alcanzar los objetivos.

5 Practique la humildad. Los líderes exitosos tienen el coraje de tener la humildad para reconocer sus errores, fracasos y debilidades, permitiendo que otros le ayuden y esto no es un signo de debilidad, sino de valor.

6 Valore las críticas. Siempre habrá personas que no están de acuerdo con su estilo de liderazgo o de las cosas que usted hace. No trate de silenciarlos, humillarlos o derrotarlos. Trate de comprender sus puntos de vista y trabaje para identificar los elementos positivos, lo que puede ayudarle a mejorar en su liderazgo.

Y por último, en este resumen apretado porque hay otros muchos elementos a tomar en cuenta,  tenemos como punto

7_ Todo buen líder forma nuevos líderes, no hay éxito sin sucesión. Como lo hizo Jesús. El inspiro, transformó y saco lo mejor de los que le seguían. Así tú puedes hacerlo con tu cónyuge, hijos, amigos, hermanos, etc. Jesús es el mejor ejemplo de liderazgo y estudiar su vida lo que vino a enseñar y la forma que lo hizo es un estudio obligatorio para todo aquel que aspire a ser un buen líder. Lo que Jesús hizo y enseñó, ha influenciado el mundo y cambiado su historia para bien.

Dios te bendiga

Dr. Nelson 306-394-8676

 

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Comments are closed.