Padres sobreprotectores hijos temerosos, dependientes e inseguros…

Muchos padres, confiesan no sentirse suficientemente preparados para su trabajo de criar sus hijos. Uno de los riesgos que se corren es ser demasiado complaciente con sus hijos y convertirse en padres y madres sobreprotectores.

Veamos algunas de las características más importantes que presentan los padres sobreprotectores y conociéndolas, otros padres que no saben si realmente los son, pueden identificar si pertenecen a este grupo o no.

1.- Evitan constantemente que sus hijos pasen por cualquier situación difícil o les resuelven sus problemas y se sienten culpables cuando no pueden ayudar.

2.- Hacen todo lo que el niño está perfectamente capacitado para hacer. Este es el caso de niños de 7 y 8 años que todavía sus padres los visten, los peinan y hasta los bañan.

3.- Restringen o impiden que sus hijos examinen y conozcan el mundo a sualrededor por sí mismos. Por ejemplo nunca dejan ir al niño al paseo de la escuela al parque porque las hormigas y los mosquitos les pican  sus piernitas y ya el niño tiene 9 años.

4.- los padres sobreprotectores acostumbran a contestar por el niño cuando otros adultos se dirigen a él o evitan que otros adultos le llamen la atención.

5.- Cuando sus hijos cometen algún error ellos no los corrigen sino que lo ignoran o lo justifican, además por lo general, se sienten responsables de todo cuanto les ocurre.

Y bueno el resultado de este tipo de crianza es tener hijos que no saben cómo manejarse, débiles, haraganes, malcriados, miedosos, inseguros,  dependientes, no serviciales, carentes de iniciativa propia, con poca creatividad y baja autoestima e incapaces de desenvolverse adecuadamente cuando sean adultos.

¿Cómo unos padres sobreprotectores, pueden cambiar su forma de crianza?

- Lo primero es reconocer que sufren de esta deficiencia en la forma de criar sus hijos y estar dispuesto a corregirla.

-Admitir los miedos, temores e inseguridades que puedan tener los padres o carácter controlador, siendo estas las principales condiciones que engendran este tipo de comportamiento.

3.- Es necesario que los padres sean conscientes que sobreprotegiendo a sus hijos, le están haciendo daño y que es necesario darles más libertad para que puedan tener un desarrollo integral más apropiado.

- Hay que aprender a confía más en sus hijos, hay que déjalos que prueben y puedan decidir por sí mismos. Que aprendan a                                                              equivocarse y rectificar.

 

- Debemos también hacerles sentir que son capaces, que ellos pueden y que no es necesario que estemos todo el tiempo a su lado y decirle. De éste modo también ayudarás a elevar su auto-estima y confianza en sí mismos.

- No seas controladora y, este mensaje va principalmente para las madres,  deja que disfruten, exploren y simplemente que vivan plenamente cada etapa de sus vidas.

¿Qué dice la Palabra de Dios sobre este tema?

Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartara de él. Proverbios 22.6. Nosotros los padres somos responsables de la crianza de nuestros padres.

Proverbios 13.24: El que detiene el castigo, a su hijo aborrece; Mas el que lo ama, desde temprano lo corrige. O lo que es lo mismo: Hay que instruir nuestros hijos pero también enseñarles disciplina.

Deuteronomio 6:6-8 dice: Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos. Este es un consejo a seguir al pie de la letra porque no existe mejor fuente de instrucción para la crianza de nuestros hijos que la Palabra de Dios.

Algunos padres pueden decir “Mi problema es que no tengo carácter” o “Me falta sabiduría”. Para estos casos el Señor dejo instrucciones en:

Santiago 1.5: Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.

Así que si te identificas como padre sobreprotector aquí está la solución.

¡Dios te bendiga!

Dr. Nelson.

 

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Comments are closed.