De regreso a clases…

La semana próxima se reanudan las clases en las escuelas después de más de dos meses de vacaciones donde nuestros hijos, de todas las edades, van de nuevo a estar por unas cinco horas, cinco días a la semana en un ambiente de conocimiento académico. Pero también  estarán expuestos al aprendizaje de costumbres e ideas diferentes a las de nuestras casas.  Se sabe de muchos incidentes que ocurren en las escuelas principalmente estos primeros días de clases.

¿En qué áreas debemos instruir a nuestros hijos para que estén advertidos?

Los padres suponemos que las escuelas son lugares seguros que inclusive están cercados para que ningún elemento extraño perturbador pueda entrar. El problema es que muchas veces la maldad está dentro de los planteles y responde a actitudes o costumbres rebeldes y antisociales desarrolladas por algunos de los estudiantes.

Por esta razón es que debemos de hablar y más que hablar, entrenar a nuestros hijos para que sepan cómo enfrentar estas situaciones entre las que están las drogas, el fumar, el alcohol, el sexo, el skipping (Que es escaparse de la escuela) las pandillas, los grupos góticos y otros temas parecidos. Los tatuajes, los percings, la música, pornografía, sexting,  las malas compañías, el bulling, los videojuegos, el dormir fuera de su casa, los tatuajes, las modas, las malas influencias, el noviazgo, la virginidad, el aborto, el embarazo, las enfermedades de transmisión sexual y otros muchos puntos más. Los temas son muchos y por supuesto no deben dejar de tocar la homosexualidad, el lesbianismo y los transexuales. Es mucho, es mucha la maldad y bastante pesado se ponen los aires solo de nombrarlos pero ¡Gloria a Dios! que quien está en nosotros, los padres es mayor, que quien está en el mundo! Y cuando abundo el pecado sobreabundo la gracia dice Romanos 5:20.

¿Por cuál tema comenzamos doctor?

Como existen tantos, tópicos vamos a comentar de uno importante y de otros vamos a presentarlos en programas sucesivos. Hoy vamos a comenzar hablando del sexting para que los padres tengan información de este grande peligro que aunque no es nuevo para la mayor parte de los hijos, si lo es para muchos padres.

El sexting consiste en que un joven se tome fotos de sus partes privadas y se las envié  a sus compañeros de la escuela u otra persona a través del celular. Esta es una costumbre que cada día se está haciendo más popular entre los escolares y como siempre van a existir aquellos jóvenes que quieren aparentar ser los más osados y atrevidos pues, gracias a ellos, a los exhibicionistas y a otros que son pervertidos  y pervertidores sexuales, hoy nuestras escuelas tienen otro peligro cibernético entre nuestros hijos de todas las edades que responde al nombre del sexting. No son fotos sugestivas sino fotos directas a provocar una reacción de asombro, en casos de jóvenes que desconocían del sexo hasta ese momento; y casi siempre invitan a devolver la foto, con una pose igual o parecida.

Y como los celulares también pueden hacer videos, nuestros hijos están expuestos a enterarse de la sexualidad de una forma muy inapropiada que es  recibiendo videos de sus propios compañeros de su escuela; y esto es sexting también.

¿Qué medidas podemos tomar contra el sexting para evitar daños a nuestros hijos?

Primero debemos hablar con nuestros hijos reforzándo las costumbres y los valores cristianos que les hemos enseñado referente a tener dominio y decisión propia y no dejarse influenciar para hacer cosas que no les convienen y no sucumbir ante las presiones de grupos. Hay que enseñarles a decir NO cuando estén en una situación de tentación, hay que enseñarles a no ponerse nerviosos, a dar media vuelta e irse sin pena ni vergüenza de recibir burlas.

En el caso específico del sexting, quienes pagan el celular generalmente son los padres entonces, ustedes, si quieren a sus hijos deben de estar enterados y controlar lo que entra y sale del celular de su hijo y no tenga miedo ni temor de hacerlo porque un día usted va a tener que dar cuenta que hizo con los hijos que Dios le dio… y entonces que la va a decir a su creador.

Si usted comprueba que ya alguno de sus hijos ha estado en sexting, entonces háblele de lo perjudicial que es continuar con esa práctica porque es pornografía y siempre la pornografía tiene muy malas consecuencias para sus cuerpos, sus mentes y para su espíritu. Además si la policía lo agarra en esto le va a ir muy mal porque es considerado delito sexual.

El sexting es pornografía y la pornografía es fornicación y la Palabra de Dios dice que cualquier otro pecado que no sea de sexo esta fuera del cuerpo pero quien fornica contra su propio cuerpo fornica y el cuerpo esta designado para ser templo del espíritu santo.

Consejo final a partir de ahora indague si sus hijos están activos o pasivamente en el sexting y con sabiduría, amor y decisión sáquelo de esa epidemia que es contraria y enemiga al reino de los cielos. Inscribe a tus hijos en grupos de jóvenes de la iglesia, deportes, música, a tocar en la banda de la escuela o otra actividad productiva que demande tener una actitud positiva.

Dios te bendiga.                                                                                                                                         Dr. Nelson 305-394-8676

 

 

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Comments are closed.